Con el cansancio acumulado del año y la agresión constante del sol, la piel de nuestro rostro llega a diciembre dañada y sin luminosidad. 

Ana María Chang, descendiente de la dinastía Ming, cuenta cómo poder brillar en las celebraciones de fin de año con un secreto milenario que  llega a rescatarnos.

No se trata de un ungüento milagroso que llegue como la última novedad de esta temporada, sino de un secreto guardado por generaciones de mujeres de piel hermosa, que traspasaron la sabiduría en su familia hasta que su última descendiente, radicada en Chile, decidió compartirlo con el mundo.

La  salud y belleza de la piel son posibles gracias a la fórmula de Ming, que se elabora a base de materias primas minerales de gran nobleza, extraídas directamente de la roca, y que se obtienen en sólo dos lugares del mundo.

Es este exclusivo componente el que da su magnífico color dorado a la preparación, y que otorga a la piel los nutrientes y la humedad que permiten su transformación única.

Enriqueciendo la fórmula milenaria con aceites esenciales y semillas que la potencian, Ana María Chang, descendiente de la dinastía Ming, elabora estas mascarillas, que se vuelven un paso seguro en estas fechas para cumplir el sueño de iluminar y nutrir milagrosamente el rostro.

Con una completa línea para el cuidado de la piel y el cabello, todas las mujeres debiesen contar en su poder con, al menos, la máscara Anti-Age Facial de Ming. “Este producto mantiene la piel joven, fresca y sana, pues contiene moléculas que la fortalecen y reparan. Así, la exclusiva fórmula devuelve al cutis la hidratación que pierde por el cansancio, la agresión del medio ambiente, la mala alimentación y la agitada vida en que nos movemos. Los ricos componentes minerales, por su parte, ayudan a la renovación celular y aportan elasticidad”, agrega Ana María Chang..

Para quienes necesitan un tratamiento más intenso contra el cansancio y la edad, la máscara Atenuadora de Arrugas ofrece resultados maravillosos desde la primera aplicación, porque  neutraliza  la oxidación molecular de las células, esta fórmula combate la flacidez y la rugosidad profunda de la piel, estimulando la renovación y otorgando un aspecto suave y terso de inmediato”, añade Chang.

Con estos dos increíbles productos naturales, el rostro recuperará su vida y salud, permitiéndonos reflejar toda la belleza interior y la felicidad de compartir con los que queremos.

Los productos Ming, desarrollados a base de la milenaria fórmula, se encuentran disponibles a través de www.bellezaming.cl y son un regalo perfecto para esta Navidad.

About The Author