Huawei ha logrado dar respuesta a las principales demandas de los usuarios de dispositivos móviles, como el desempeño a lo largo del tiempo, la calidad de las fotografías y videos, y la durabilidad de la batería, incluyendo tiempos de carga.

Cuando se piensa en Inteligencia Artificial (IA) dentro de la industria de los smartphones, generalmente se ve desde una perspectiva de ciencia ficción. Imaginar voces hablándonos a través de pequeños auriculares, obedeciendo todas nuestras órdenes y resolviendo nuestras agendas al tiempo en que nos presentan un plan para mejorar nuestra productividad en 1.000%.
Sin embargo, todas las decepciones que hemos experimentado debido a las exageraciones de películas futuristas y décadas de ciencia ficción nos han enseñado que cuando se trata de planear el futuro, es mucho mejor hacerlo desde una perspectiva orientada a las funciones más que desde una inspiración de trucos o “innovaciones vacías”.
En ese sentido los anuncios de Huawei del primer procesador que soporta Inteligencia Artificial, como es el Kirin 970, y de sus nuevos smartphones de la serie Mate, son una muy buena noticia para los amantes de la tecnología y la innovación, ya que lo que hacen es resolver los “puntos de dolor” de los consumidores. Estos son, principalmente el desempeño a lo largo del tiempo, la calidad fotográfica en cualquier escenario y la vida de batería, incluyendo tiempos de carga.
Para resolver todos estos puntos, Huawei encontró la manera de incorporar la Inteligencia Artificial tanto a los smartphones como a la nube, a diferencia de la competencia que solo lo hace en la nube.
Básicamente, la diferencia es que lo primero se encarga de mantener segura la información en el dispositivo, además de proveer bajo consumo energético y respuestas oportunas a las tareas de IA, al tiempo que entrega independencia al no requerir conectividad. Mientras en el ámbito de la nube, la IA aporta al procesamiento de Big Data y al Deep Learning, que se lleva a cabo en granjas de procesamiento, entregando conocimiento universal.

Mejora de funcionalidades
Pero, ¿cuáles son las implicancias de uso reales de estas capacidades?, ¿qué se puede lograr con el cómputo móvil neuronal de la actualidad? Para Huawei, el futuro se encuentra en la mejora de funcionalidades. Con el Kirin 970, existen diversos procesos que se optimizan de inmediato respecto a arquitecturas pasadas, como la programación de tareas, el balance de cargas y la ubicación de memoria, todo para obtener un mejor desempeño.
Al mismo tiempo, el rendering de la interfaz de usuario, gráficas y procesamiento de imagen también son incrementados gracias al cómputo de IA, permitiendo a los desarrolladores traer funcionalidades de tiempo real a los smartphones, como visión computacional, realidad aumentada de bajo consumo y entendimiento preciso de lenguaje.
Este nuevo chipset también permite a Huawei llevar su algoritmo de Machine Learning un paso adelante para que sus nuevos teléfonos mantengan su excepcional desempeño, inclusive después de 18 meses de uso continuo.
La segunda aplicación más importante es la fotografía impulsada por Inteligencia Artificial. La evolución de la fotografía en smartphones, pasó de una cuenta elevada de megapixeles (claridad), a algoritmos y procesamiento de imagen (belleza), hasta llegar a la fotografía artística (con las cámaras duales de Huawei creadas en coingeniería con Leica).
Pero el futuro de la fotografía no se ganará solo con luz. El combinar la cámara dual de Huawei con IA de reconocimiento de sujetos, objetos y escenas, es el siguiente paso natural en la evolución de la fotografía móvil, ya que permite que el smartphone se configure en tiempo real para sacar la mejor foto, dependiendo del objeto que se quiera retratar.
En cuanto a la batería, se ha realizado una combinación de hardware y software de punta que entregan la mejor vida de batería de la industria con una verdadera solución de carga rápida, incluida en la caja, lo que se suma a un ahorro y consumo de energía optimizados con IA.
De esta manera, con esta visión de innovación centrada en el consumidor es que Huawei se ha convertido no solo en el líder de la revolución tecnológica china, sino que también se perfila para convertirse en una marca icónica de tecnología y en el líder del futuro de la innovación global en la industria de los smartphones.

Leave a Reply