La mayoría del tiempo la acción de lavar las prendas de ropa no implica un desafío complejo de realizar, a menos que sea la ropa de cama o de baño. Los expertos aseguran que cada una de estas prendas requieren cuidados especiales para la durabilidad de las mismas, sobre todo si hablamos de sábanas, toallas, plumones o cojines, es por esto que el desarrollador de línea blanca coreana Daewoo, en conjunto con Cannon Home, fabricante y distribuidor de productos textiles para el hogar, han elaborado una guía para el cuidado de la ropa de hogar y así mantenerla como nueva durante más tiempo.

 

Sábanas: Se lavan por separado y se secan a la sombra
Las sábanas definen su calidad por la cantidad de hilos por pulgada, y pueden estar hechas en distintas composiciones y porcentajes de mezclas entre fibras naturales como: algodón, lino, seda, bamboo u otro, y sintéticas tales como el poliéster, el rayón, el nylon y más. A mayor cantidad de hilos, mejor calidad del producto por lo tanto, dependiendo del hilaje es más suave y lujosa.

-Para lavar las sábanas y evitar que estas no pierdan la calidad de sus tejidos ni sus colores, los expertos recomiendan:

-No dejar mucho tiempo las sábanas en el tambor de la lavadora, si se deja pasar mucho tiempo, estas podrían acumular humedad y quedar muy arrugadas. Tender las sábanas al aire libre evitando el contacto directo con el sol, ayudará a mantener sus colores por más tiempo o evitará que se pongan amarillas, en caso de ser blancas. Las sábanas se secan bastante rápido por lo que es importante recogerlas una vez que estén secas, así se evitará la acumulación de polvo o que se resequen.

-Si se utiliza la secadora, usa un ciclo corto y a baja temperatura para un mayor cuidado de los hilos.

-Lavar de acuerdo a los símbolos del lavado de la etiqueta.

-No sobrecargar la lavadora con las sábanas, mientras más espacio exista entre las prendas, podrán tener mayor movimiento, se limpiarán mejor y se arrugarán menos.

-No mezclar las sábanas con otro tipo  de prendas, así se evita el exceso de pelusas.

-Elegir el ciclo de lavado correcto, según las indicaciones de la etiqueta, así se evitará el daño de los tejidos. La recomendación de los expertos es usar el programa de “lavado normal”.

-No usar demasiado detergente ni suavizante, el exceso de éstos podría dejar residuos que podrían restar suavidad.

-La temperatura de agua ideal para lavar las sábanas es entre 40 y 60 grados, de este modo se eliminan las bacterias, los ácaros y desaparecen los restos de suciedad.

 

Toallas, usar siempre la carga completa de la lavadora

La mayoría de las toallas están fabricadas por largos anillos de hilo de algodón (en distinta composición) torcido que sobresalen por una o ambas caras, los  que definen su textura, suavidad  y absorción.

La recomendación de los fabricantes es siempre seguir las instrucciones de la etiqueta de lavado, sobretodo en los tres primeros lavados:

-Usar siempre la lavadora con carga completa, de esta forma se golpea menos dentro de la lavadora y se protegen las fibras naturales. Lavar de acuerdo a los símbolos de lavado y conservación que indica el etiquetado.

-Lavar siempre con colores similares. No mezclar con otras prendas o tipos de telas, así evitarás la formación de pelusas.

-La temperatura ideal para el lavado de toallas es de 40-60  grados.

-Secar al aire libre para eliminar completamente la humedad y evitar la aparición de hongos y malos olores. En caso de usar secadora, se deben seguir las mismas indicaciones del lavado; carga completa.

-Utilizar detergentes sin blanqueadores a base de oxígeno. No utilizar blanqueadores ópticos, para garantizar que los colores originales no se alteren significativamente a lo largo de la vida útil del producto.

-Se recomienda usar poca cantidad de suavizante para no disminuir la absorción de las toallas.

Plumones y almohadas: Lavar lo menos posible

Existe la idea de que los plumones y almohadas no se deben lavar a máquina, sin embargo, si se cuenta con una lavadora moderna, de gran capacidad y con tecnología adecuada, el proceso no afectará a estas  prendas. Así también es importante la calidad  y materialidad  de los plumones y almohadas.

Los plumones a diferencias de las sábanas y las toallas, no son una prenda que se lave con periodicidad por lo que, en ocasiones, tendrán exceso de manchas difíciles, en este sentido Daewoo y Cannon Home recomiendan:

-No usar la secadora, pues esto podría deformar la prenda. Lo recomendable es dejar escurrir el agua en un lugar con sombra para no dañar los colores de las telas.

-Sacudir el plumón antes de disponerlo en la lavadora a fin de eliminar la mayor cantidad de polvo y pelusas acumuladas.

-Lavar con agua fría.

-Utilizar el ciclo de lavado “Ropa de cama”,  y agregar uno o dos enjuagues, dado el volumen de la prenda es posible que queden residuos de detergente.

About The Author