Uno de los festivales más importante de música electrónica en Chile tuvo una noche sin precedentes en el Ex Driving Rage en Ciudad Empresarial, en lo que fue la tercera edición del festival Ultra en el país. Heineken estuvo presente a lo grande, con un espacio de dos pisos que destacaba desde cualquier punto del lugar y que permitió disfrutar de una vista privilegiada a los dos escenarios. Los invitados y amigos de la marca, entre los que destacó Renata Ruiz y Augusto Schuster, disfrutaron de una experiencia única junto a la mejor cerveza premium.