La marca francesa Longchamp vuelve a sorprender con su colección Fall 2017 junto a la destacada modelo danesa Freja Beha Erichsen, quien ahora sería la nueva musa de la casa de moda. Con una sesión de fotos realizada en las calles más icónicas de París por el fotógrafo Angelo Penetta, Freja Beha luce las prendas más exclusivas que comandarán esta nueva línea.

Siguiendo la esencia de Longchamp, París ha sido el punto clave para todas sus campañas recientes, pues se presenta una ciudad moderna y vibrante, cuyos elegantes caminos de piedra dorada funcionan como telón de fondo para las imágenes de la campaña “Queen of cool”.

Mademoiselle Longchamp es la cartera estelar de la temporada, es de cuero suave con una perforación deportiva y una correa doble para jugar con las manos u hombros. Su segundo bolso estrella es Longchamp Madeleine, con un mango arriba acompañado de un gancho de bambú y una solapa ancha. La cartera perfecta para ser combinada con unos pantalones estrechos y una chaqueta aviadora.

La directora artística de la casa de modas Sophie Delafontaine cuenta que “esta nueva campaña no sólo transmite con fuerza los valores de Longchamp –libertad, creatividad, artseanía y lujo-, sino que también la idea de ser parisino como un estado de ánimo. Una actitud que se define en tres palabras: libertad, espontaneidad y sensualidad.”. La misma visión la comparte Freja Beha: aunque no haya nacido en París, sabe cómo transmitir la elegancia parisina.