El Máster de Cachagua no solo fue una instancia para poder disfrutar de este deporte, sino que también una fiesta familiar y social. Por eso, este 13 y 14 de enero, el Club Ecuestre Calá Vicuña abrió sus puertas a todos quienes quisieron disfrutar de un fin de semana al aire libre y de manera gratuita. Así, los espectadores vibraron con la final entre Verfrut y Casa Silva, copa que finalmente fue adjudicada por el cuarteto viñatero.

Durante la tarde las marcas auspiciadoras crearon un ambiente entretenido para hacer del Polo una alternativa a las actividades de la playa. Además, el certamen cerró con un sunset de premiación donde todos bailaron al ritmo de la música de un Dj y de degustaciones de productos gourmet.

About The Author