Con gran convocatoria de público, que alcanzó a las 28 mil personas, se realizó la histórica edición número 13 de Creamfields en el Club Hípico de Santiago, una nueva propuesta que por primera vez se realizó durante el día y en un domingo, superando todas las expectativas de los organizadores.

El festival creció a cuatro escenarios, que fueron musicalizados por dieciocho artistas internacionales y doce nacionales. El Main Stage, donde brilló DJ Tiësto y otros grandes de la electrónica, fue uno de los más grandes montados hasta la fecha en Chile, con 65 metros de ancho y 17 metros de alto.

Los fanáticos disfrutaron durante toda la tarde y fueron sorprendidos al cierre del evento con un show de impresionantes fuegos artificiales sincronizados. Sin duda fue un espectáculo épico que marcará un hito en nuestro país.

About The Author